Las velas, como elemento de decoración

Las velas, como elemento de decoración Un elemento en apariencia tan simple como una vela nos ofrece grandes posibilidades de decoración en nuestro hogar. Y es que una vela no es solo un artilugio para iluminar, sino que es capaz de crear una atmósfera especial e, incluso, llenar de aroma una estancia.
No podemos olvidarnos de las velas si lo que estamos buscando es crear una decoración íntima y acogedora, que haga de nuestra casa un verdadero hogar.
En el mercado existen numerosas variedades de velas que nos van a permitir llenar de matices nuestro hogar. Tan solo no debemos olvidarnos de tener cuidado con que no produzcan ningún incendio. Por lo demás, podemos aprovecharnos de todas las posibilidades que nos ofrecen para nuestro hogar.
Debemos tener en cuenta que las velas son un objeto muy útil en nuestra decoración, que debería convertirse en indispensable. Y es que además de tener efecto estético, cumplen también una función práctica, ya sea ambientar, aromatizar o aportar luminosidad.
A la hora de usar las velas para decorar la casa, también es importante valorar que existen en el mercado de diversos tipos. Por ejemplo, las de gel aportan una mayor luminosidad y transparencia.
Si queremos crear una decoración minimalista, la opción más adecuada es la de velas con formas sencillas, y en tonos neutros o, ya directamente, blancos. En cambio, en el caso de un ambiente rústico una de las mejores elecciones que podemos hacer es decantarnos por velas opacas o decoradas con incrustaciones de elementos. Si es una casa decorada de estilo juvenil, no podemos dudar en comprar velas de los colores más variados, para poner un toque de color a la estancia.
Asimismo, muchas veces hemos hablado del efecto de los colores en el ánimo de las personas que viven en una casa. También debemos aplicar esta idea a la hora de elegir las velas para nuestra decoración. Por ejemplo, debemos tener presente que el blanco sirve para transmitir serenidad, pureza y calma. Por su parte, los verdes son relajantes, mientras que las velas de color amarillo sirven para animar a las personas, y estimular su imaginación.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Colocar plantas en el baño

Colocar plantas en el baño El baño es una de las estancias de la casa en la que, a priori, no pensamos en colocar plantas. Pero esto no tiene ni mucho menos por qué ser así. Un toque de verde en el baño puede darle un aire especial y muy original, y decorarlo con una frescura especial.
Muchas personas piensan que la humedad y el calor propios de un baño no son la atmosfera propicia para que crezca una planta. Esto no es del todo verdad, ya que hay especies que son capaces de desarrollarse perfectamente en este particular microclima.
Si queremos decorar nuestro baño con algunas plantas, y convertirlo de esta manera en un espacio más acogedor, lo único que tenemos que plantearnos es elegir especies que sepamos son resistentes a la humedad y al calor más bien exagerados, como las tropicales, que viven de manera habitual en un clima así.
Una buena opción para poner en nuestro baño puede ser la Nephrolepis, conocida más comúnmente como Helecho espada. Esta planta lo tiene todo: es estéticamente muy bonita, lo que ayuda a mejorar la decoración, pero también tiene un importante poder descontaminante, lo que es un factor a tener en cuenta en un espacio reducido como éste, y habitualmente cerrado.
Pero las opciones son mucho más amplias. Si nos gusta la jardinería, sabremos que hay plantas muy resistentes, a las que no les afecta en absoluto el clima que se genera en un baño, y que por lo tanto resultan perfectas para su decoración. Un buen ejemplo son las bromeliáceas, entre las que destacan las Guzmanias.
Una planta verdaderamente especial para decorar el cuarto de baño de nuestra casa es el Anthurium. Se trata de una variedad especialmente bella, que decorará con sus bonitos colores gracias a sus hojas de un verde intenso y a sus flores rojas o violetas. Además, resulta igual de resistente a la humedad excesiva y a los cambios de temperatura – con calor elevado incluido – que las plantas citadas anteriormente.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Por qué decorar con papel pintado

Por qué decorar con papel pintado Una buena manera de cambiar el aspecto de nuestra casa sin hacer obras excesivas, es recurrir a colocar papel pintado, para que las paredes tengan una apariencia completamente diferente.
Aunque hasta hace poco el papel pintado se consideraba como algo de la época de nuestros abuelos, la verdad es que hoy en día es una de las formas más sencillas y baratas de decorar las paredes, a la vez que efectivas.
Una de las principales características del papel pintado es que a la hora de decorar una estancia, nos va a permitir darle un aire muy personal a cada estancia en la que lo pongamos. Por muy poco dinero, algo a tener en cuenta en los tiempos de crisis que corren, podremos hacer que nuestro comedor o dormitorio tengan un toque completamente diferente.
Otra ventaja es que el papel pintado permite numerosas opciones prácticas a la hora de decorar. Para empezar, se puede combinar de infinitas maneras con la pintura, y con otros papeles. Además, con el papel conseguiremos que las posibles imperfecciones que haya en la pared se notarán mucho menos que con la pintura.
Otra de las ventajas es que tiene una gran variedad de diseños en el mercado, lo que nos permitirá encontrar la opción perfecta para decorar nuestra vivienda, consiguiendo diversos efectos decorativos que con la pintura no es tan sencillo de lograr, y que pueden resultar espectaculares en la pared. Y eso por no hablar de su sencilla limpieza. Y es que con solo pasar un paño y agua con jabón el papel nos quedará con un aspecto como nuevo.
De todos modos, debemos ser conscientes de que recurrir al papel pintado también nos puede generar algún que otro inconveniente, como su precio. Pese a no ser una decoración costosa, hay que tener en cuenta que, aunque depende mucho de la calidad y el material, normalmente la pintura es mucho más económica que el papel.
En todo caso, siempre se puede buscar una opción intermedia entre la pintura y el papel pintado usando rodillos con texturas para decorar nuestras paredes.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Cómo elegir el sofá perfecto para tu decoración

Cómo elegir el sofá perfecto  para tu decoración El sofá, por sus dimensiones y por el uso que le vamos a dar, es una de las piezas más importantes del mobiliario de nuestra casa. Por eso, cuando lo vamos a comprar, debemos tener en cuenta el material del que está hecho, su diseño, tamaño… y, por supuesto, el color.
Hay que tener en cuenta que el sofá es un mueble muy grande, por lo que su color debe encajar con la decoración general de donde lo vamos a colocar. Y es que su tono debe encajar con las paredes de la estancia, y con los complementos de decoración, desde los más pequeños a las alfombras, y cortinas.
Por eso, es importante tener en cuenta algunos consejos básicos a la hora de decidir el color del sofá que vamos a colocar en nuestro salón.
Para empezar, hay que decidir qué tipo de decoración queremos que tenga la estancia en global, ya que ésta va a determinar el color del sofá que vamos a comprar. Por ejemplo, un salón moderno va a necesitar un sofá de colores cálidos, que den vida a todo el salón.
De igual modo, es necesario que coordinemos el color de las paredes del salón con el del sofá. Una de las combinaciones más tradicionales es la de pintar las paredes de tonos claros , y colocar sofás que sean oscuros. Este tono, además de ser muy práctico por la limpieza, resulta visualmente muy elegante.
En cambio, si pretendemos crear una decoración original y moderna para nuestro salón, debemos pensar en comprar sofás de colores alegres y chillones. Aunque su apariencia nos diga lo contrario, la verdad es que una vez colocados vamos a comprobar que se integran perfectamente en el ambiente general que se busca.
Finalmente, no podemos olvidarnos de los tonos claros. Aunque las paredes del salón sean claras, la verdad es que se puede optar por comprar sofás en colores como el blanco. Una de sus mayores ventajas es que van a aumentar de manera bastante importante la luminosidad de la estancia, ya que este tono refleja la luz.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Estilo zen: tu casa llena de paz

Estilo zen: tu casa llena de paz El estilo de decoración zen permite que demos a nuestra casa un ambiente muy relajante, en el que el estrés y el nerviosismo del día a día se queden en la puerta.
Si queremos que nuestro hogar sea un espacio equilibrado, debemos decorarlo siguiendo las bases de este estilo, que le darán una atmósfera única.
Para empezar, debemos tener en cuenta que un espacio zen es prácticamente minimalista, ya que en él abundan las líneas puras y simples, todo está ordenado, y no hay excesos decorativos.
También reinan en este estilo de decoración los colores seremos, tanto en las paredes como en el suelo. Deben ser sobretodo naturales, como los tonos tierra, los beige, el blanco y el gris, que evocan tranquilidad. También el suelo tiene que ser de tonos claros, complementado con alfombras de lana de colores similares.
Asimismo, es esencial que los muebles que elijamos para una casa de estilo zen sean lo más sencillos posible en sus líneas, sin ninguna ornamentación recargada. En el mismo sentido, es importante que no los llenemos de elementos decorativos: tanto fotos como cuadros y complementos, deben estar reducidos al mínimo. Es decir, debemos reducir al mínimo los elementos de la casa, para quedarnos con los indispensables para garantizar nuestra comodidad.
De igual manera, debemos complementar la decoración creando un ambiente agradable y acogedor, con una iluminación suave. Por lo tanto, es necesario optar por lámparas cálidas que desprendan una luz más tenue, y jugar con las luces indirectas. Podemos complementarlo proporcionándole a la estancia un aroma especial, ya sea a través de aceites esenciales , velas aromáticas o incienso de los olores que más nos relajen.
En el mismo sentido, nos van a ayudar las plantas, que tienen un efecto relajante tanto por su origen natural como por su estética. Eso sí, tenemos que descartar las que tengan flores que desprendan olores muy fuertes, que pueden llegar a agobiarnos. Una buena opción es decantarnos por bonsáis.
Finalmente, un buen consej