Cómo restaurar muebles antiguos para obtener un acabado profesional


Poner en activo un mueble se ha convertido en una afición muy esmerada para muchas personas. Restaurar muebles antiguos sin embargo, no es algo que pase por un pequeño acto de bricolaje sin importancia, es un arte según criterios precisamente de artistas que lo desempeñan con mezcla de técnica y gusto por el estilo y la estética que se maneja. Y es que las obras de arte en estas piezas están en manos de pocos.

Pero el mobiliario viejo que represente épocas pasadas en la familia, puede ser perfectamente posible en un desván o en una casa antigua. Y es muy gratificante hacer de alguno de ellos una labor propia como en la restauración de obras de arte con resultados modernamente sorprendentes actualizando así su valor estético. En realidad, no hace falta que se trate de una pieza de valor ni tampoco de un estilo concreto para que merezca la pena abordar su restauración. Lo importante es poner el empeño necesario para acometer esta tarea.

Con querer hacerlo sería suficiente porque la estética es algo subjetivo y lo importante es que se haya elegido de entre los muebles desechados por viejo, por roto o por antiguo. Sin embargo, con un poco de criterio y bastante de técnica y paciencia, cualquier mueble termina luciendo resplandeciente tras las restauraciones de muebles de un profesional o de un aficionado. Lo importante es que, una vez elegido el mueble, se analicen los desperfectos y se prevea su transformación para conseguir un resultado concreto.

En ocasiones se trata de limpiarlo y devolverle el esplendor que tuvo cuando era nuevo y útil, pero en otras, la reparación es lo primero y posiblemente tenga que pasar por un proceso de transformación que devenga en un cambio de aspecto a través de técnicas como el decoupage, cuando no de uso. Es por ello que en muchas ocasiones lo primero es realizar un análisis del estado de la pieza para luego arreglar las partes oportunas.

Muebles rotos, con falta de piezas o con alto grado de deterioro, tienen que pasar antes por el taller de bricolaje o similares características, ya que los tableros partidos, contrafuertes, cajones, patas, brazos o cualquier otra pieza de los mismos, deben ser reparados sin poder avanzar más. Tras esta reparación en unik-lab.com, conviene limpiar la superficie para evitar la carcoma; y luego lijar todo el mueble. Pintar es el último paso para terminar el proceso para restaurar muebles antiguos, después de elegir el acabado deseado.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Originally posted 2017-03-22 09:21:51. Republished by Blog Post Promoter