Estilo zen: tu casa llena de paz

Estilo zen: tu casa llena de paz El estilo de decoración zen permite que demos a nuestra casa un ambiente muy relajante, en el que el estrés y el nerviosismo del día a día se queden en la puerta.
Si queremos que nuestro hogar sea un espacio equilibrado, debemos decorarlo siguiendo las bases de este estilo, que le darán una atmósfera única.
Para empezar, debemos tener en cuenta que un espacio zen es prácticamente minimalista, ya que en él abundan las líneas puras y simples, todo está ordenado, y no hay excesos decorativos.
También reinan en este estilo de decoración los colores seremos, tanto en las paredes como en el suelo. Deben ser sobretodo naturales, como los tonos tierra, los beige, el blanco y el gris, que evocan tranquilidad. También el suelo tiene que ser de tonos claros, complementado con alfombras de lana de colores similares.
Asimismo, es esencial que los muebles que elijamos para una casa de estilo zen sean lo más sencillos posible en sus líneas, sin ninguna ornamentación recargada. En el mismo sentido, es importante que no los llenemos de elementos decorativos: tanto fotos como cuadros y complementos, deben estar reducidos al mínimo. Es decir, debemos reducir al mínimo los elementos de la casa, para quedarnos con los indispensables para garantizar nuestra comodidad.
De igual manera, debemos complementar la decoración creando un ambiente agradable y acogedor, con una iluminación suave. Por lo tanto, es necesario optar por lámparas cálidas que desprendan una luz más tenue, y jugar con las luces indirectas. Podemos complementarlo proporcionándole a la estancia un aroma especial, ya sea a través de aceites esenciales , velas aromáticas o incienso de los olores que más nos relajen.
En el mismo sentido, nos van a ayudar las plantas, que tienen un efecto relajante tanto por su origen natural como por su estética. Eso sí, tenemos que descartar las que tengan flores que desprendan olores muy fuertes, que pueden llegar a agobiarnos. Una buena opción es decantarnos por bonsáis.
Finalmente, un buen consejo es que escondamos de la vista todos los elementos electrónicos que tengamos en casa, y que pueden perturbar el ambiente. Un buen ejemplo es la tele, que podemos ocultar en un mueble.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 3.0/5 (2 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: -1 (from 1 vote)

Originally posted 2013-01-05 22:50:47. Republished by Blog Post Promoter

Rélajate en tu salón de estilo zen

relajate en tu salon de estilo zenCon el ritmo de vida que llevamos hoy en día, a más de uno nos gusta la idea de llegar a nuestra casa y que sea un oasis de paz para aliviar nuestro estrés. Una buena manera de conseguirlo es decorarla siguiendo las bases del estilo oriental zen.

El Zen en decoración se define como aquel estilo que busca combinar elementos y muebles para conseguir una paz interna. Una de sus principales características es que huye de la decoración excesiva, por lo tanto un salón zen debe tener solo el mobiliario y los accesorios básicos. Lo ideal, si siguiéramos al pie de la letra la filosofía oriental Zen, sería que no tuviéramos muebles, pero evidentemente esto no es posible, así que nos decidiremos por un sofá, un mueble para la tele y las inevitables mesas y sillas.

A la hora de elegir estos pocos muebles que vamos a colocar ern nuestro salón de estilo zen debemos decidirnos por los  que están hechos de madera natural – especialmente haya –  y tengan las formas más sencillas, huyendo de diseños barrocos y de las líneas curvas en los diseños.

Aunque la sobriedad y el pragmatismo son las principales características del estilo zen, también debemos procurar que la casa mantenga un ambiente agradable, en el que predomine una luz indirecta y sensual y donde se usen aromas suaves para crear una sensación agradable.

Este estilo de decoración no tiene unas normas rígidas, sino que es el resultado de una mezcla de nuestros gustos, con muebles de líneas sencillas y colores adecuados. Con ello nos referimos a usar , esencialmente, tonos neutros como el propio blanco, el beige, el color hueso o el ocre.

Un último consejo a tener en cuenta a la hora de decorar un salón siguiendo las pautas del estilo zen es que aprovechemos al máximo la luz natural que entra por las ventanas de la habitación. Cuando esto no sea posible deberemos recurrir a fuentes de luz indirecta, que nos permita crear un ambiente íntimo y relajado. No podemos olvidar nunca que este estilo de decoración tiene como principal objetivo incidir de manera  positiva en nuestro equilibrio  emocional.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Originally posted 2012-01-16 23:43:42. Republished by Blog Post Promoter