El trabajo administrativo y el mobiliario requerido

Cuando se piensa en mobiliarios de oficina nuestra mente nos remite a todos aquellos amoblamientos que no sólo acondicionan el espacio de “producción” en el que pasamos la mayor parte del día, sino también a los diseños industriales que nos deberían, no sólo permitir, sino hacer más fácil el trabajo diario.

Partiendo de esta concepción del mobiliario de oficina, se entiende que el mismo implica un aspecto esencial para el bienestar de cualquier trabajador  administrativo así como un elemento de influencia directa sobre los índices de productividad, y es más, una obligación desde el punto de vista de los analistas de condiciones laborales.

Dada la relevancia que representa el mobiliario de oficina para los despachos que forman parte de empresas, comercios y oficinas particulares, la búsqueda del mobiliario de oficina más idóneo y económico es una labor irremplazable. El encargado de esta tarea puede acudir directamente a una casa de fabricación y venta de mobiliario de oficina o acceder a la página web de las mismas donde se suelen exponer con claridad, tanto de imagen como descriptiva. Por ejemplo, en disofic.es, la presentación del mobiliario de oficina, nos dejará una idea clara de las creaciones disponibles y la finalidad de uso de cada una de ellas.

Como lo señalamos en líneas precedentes, el acondicionamiento de una o varias oficinas implicará dotarlas de todo lo necesario, pero en plena concordancia con las labores a las que se dedican las mismas. Asimismo se deberán tener en cuenta factores de comodidad y confort, utilización de los espacios disponibles, y ordenamiento dentro de los mismos, con el fin de facilitar las tareas diarias de los colaboradores.

La familia de los mobiliarios de oficina está compuesta de multiplicidad de creaciones de distinto tipo y para usos diversos. Los hay de porte superior y otros de pequeñas dimensiones, pero no menos necesarios.

Si tuviésemos que hacer un inventario del mobiliario de oficina que necesita casi cualquier despacho, independientemente de la actividad a la que se ocupa la empresa de la que forma parte, nombraríamos las siguientes creaciones:

*Mesas de oficina: primeramente tendremos que ver qué finalidad va a tener; clásica de oficina, amplia, de buena calidad, con cajoneras y compartimentos inferiores; sus dimensiones, con subnivel para el ordenador o con tapa única. Como se ve, habrá muchos rasgos a tener en cuenta para no cometer errores indeseados en la elección del mobiliario de oficina. Las hay exclusivamente adaptadas para portar ordenadores y algunos accesorios complementarios, para salas de visitas y espera (dónde generalmente se exponen revistas o prensa), como escritorio tradicional (sólo para carpetas, folios y con cajones), para sala de conferencias y reuniones (generalmente con acoplamientos y uniones para lograr una gran extensión); y hasta con sólo dos tablas para adaptación a paredes. Asimismo el mercado del mueble actual nos ofrece pequeñas mesas con ruedas y varios estantes con finalidades multiusos.

Pero el mobiliario de oficina relacionado con las mesas de escritorio no se agota en lo descripto; también se podrán conseguir accesorios de las mismas, tales como armazones de mesas de dibujo y tableros, ambos relacionados con dicha actividad de dibujo técnico.

Si nos referimos a las cajoneras, tan necesarias en una oficina como las mesas de escritorio, es importante destacar que las hay incorporadas y como parte de la estructura del mismo escritorio, y las hay independientes del mismo, indudablemente con más movilidad en el espacio y más versátiles según las necesidades de comodidad que se tengan. En cuanto al diseño de las cajoneras, las variantes son muchas, con 2 cajones, con 3 cajones, con un cajón y un compartimento de mayor espacio en la parte inferior, entre otras.

Pero resulta casi incomprensible hablar de escritorios y cajoneras sin hablar de su complemento insustituible, las sillas de oficina. Como con el resto de componentes, también las habrá de distintos materiales, medidas, colores, y sobre todo, estilos. Dentro de esta categoría de amoblamiento de oficina encontraremos sillones, taburetes y alfombras para sillas (inventadas con el fin de mantener incólume nuestro piso, sin rayas ni manchas).

El trabajo administrativo de oficina siempre requiere de archivos que aporten el orden requerido para una mejor operatividad. En este sentido, el mobiliario de oficina incluye archivadores metálicos, rotatorios y estanterías.

La amplia gama de estantes y armarios para el uso en oficinas y despachos también son insustituibles para el trabajo administrativo, puesto que representan un peldaño más en la política de ordenamiento de datos e información que debe estar disponible en todo momento.

 

Fuente foto 1: (mobiofic.com)

Fuente foto 2: (tecnicadecontabilidad.blogspot.com)

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Originally posted 2013-04-16 07:23:06. Republished by Blog Post Promoter